EPOCA DE DUATLON.

Este año el planteamiento de los primeros meses era preparar alguna carrera de las de siempre y hacer unas semanas a modo duatlón,  dos pruebas marque en el calendario, Quintana del Puente y Hornillos de Cerrato, dos sprint sin draff.  Este invierno esta siendo como lo de antes y los entrenos en Indorr han estado demasiado presentes por las malas condiciones climatológicas. El modo Larga distancia se ha quedado apartado y han predominado entrenamientos cortos de alta intensidad con alguna multitransición, sesión que no había realizado nunca y la verdad que en solo 45 min especificos se puede sufrir más que en 5 h de bici.

Las molestias en los soleos me han seguido acompañando pero por suerte he podio ir esquivándolas aunque algunos días ha sido un poco desesperante, parece que ahora la cosa empieza a ir mucho mejor.

El primer Duatlón, Quintana del Puente estuvo marcado por el fortísimo temporal por lo cual tuvieron que acortar el segmento ciclista a solo 13 km, en esta prueba note un poco la falta de competición y de ritmo, los números salieron bien sobre 3:35 la carrera a pie y 220 w bici (3,8 w/kg)  pero sufriendo bastante. En meta 8º y 3º en veteranos que me dejaba muy buen sabor de boca.

La segunda competición casi encadena solo separada con 6 días, ha sido Hornillos de Cerrato, en esos días previos entrenos muy suaves con algún progresivo pero sobre todo descansar. En esta prueba las sensaciones fueron mucho mejores, la carrera más comodo que la semana anterior y la bici que además era en un circuito bastante exigente moviendo bueno números 230 w np que para mi son casi 4w/kg.

En meta 12º y de nuevo cajón siendo 3º veteranos.

 

Ahora unos días de descanso y cambio de tercio, 10 semanas para Campeonato de España de Guadalajara de MD.