7 peores hábitos post-entrenamiento

7 peores hábitos post-entrenamiento
ciclistas, corredores y triatletas

 

Las acciones en las horas posteriores al entrenamiento mejoraran los efectos o restaran.  Muchos atletas ponen gran énfasis en completar entrenamientos de alta calidad, pero muchas veces descuidamos el post-entreno.

Aquí hay 7 de los errores más comunes post-entrenamiento que puedes hacer.

Fallar en la hidratación

Podemos debatir si debes priorizar la alimentación después de un entrenamiento (depende de la duración e intensidad del entrenamiento y de cuándo volverás a entrenar), pero no hay debate sobre la necesidad de rehidratar después del entrenamiento. Incluso si bebes durante el entrenamiento, prácticamente nadie completa un entrenamiento completamente hidratado. E incluso si lo hicieras, no hay inconveniente en consumir agua después del entrenamiento de todos modos. No necesitas tomar grandes cantidades de líquido, pero sí quieres puedes reponer el 150%

de cualquier peso que hayas perdido durante el entrenamiento dentro de las cuatro horas posteriores al entrenamiento.

Gran carga de proteínas

“Tres mitos principales sobre la recuperación y la proteína después del ejercicio” y sobre “Los pros y los contras del polvo de proteína para los atletas de resistencia”. El resumen rápido es que los atletas de resistencia no necesitan grandes cantidades de proteína para recuperar o mantener la masa muscular. La mayoría de los atletas de resistencia obtienen todo lo que necesitan al consumir 1.2-1.7 gramos por kilogramo por día de comida real. Los atletas mayores (50+) pueden beneficiarse de una ingesta proteica levemente mayor, hasta 1.7-2.0 g / kg / día. También es mejor que la ingesta de proteínas se extienda a lo largo del día, en lugar de concentrarse en una sola comida o directamente después del entrenamiento.

Los atletas de resistencia rara vez necesitan una bebida de recuperación post-entrenamiento centrada en proteínas. Si buscas un batido o bebida de recuperación después del entrenamiento, elije una que proporcione más carbohidratos que proteína. La proporción exacta de carbohidratos/proteínas es menos importante, el concepto de reposición de carbohidratos es la prioridad y puede acelerar la reposición de glucógeno. También es importante darse cuenta de que las bebidas de recuperación se reservan para los días que realmente lo requiere, no es lo mismo un día largo de bici o carrera que hacer un poco de piscina o gim.

 

Quedarse dando vueltas mojado

Es muy importante al terminar ponerse ropa totalmente seca, mucho más importante en invierno pero en verano también lo es.

 

 Comer una enorme ración

Hay dos razones por las que no debes consumir una comida masiva en respuesta a un entrenamiento duro o prolongado. Número uno, establece una mala expectativa de que los grandes esfuerzos serán recompensados ​​con grandes comidas. Nuestras expectativas para una comida juegan un papel importante en la determinación de cuánto comemos.

La segunda razón por la que es una mala idea ingerir una gran comida inmediatamente después del entrenamiento es que una comida de tamaño normal cumplirá con todos los objetivos de nutrición post-entrenamiento. Sería una cosa si una gran comida después del entrenamiento reduce el consumo de calorías más tarde en el día, pero no es probable que reduzcas el tamaño de las comidas siguientes en función del hecho de que comiste una gran comida después del entrenamiento, lo que significa que terminaras el día con un mayor consumo total de calorías de lo necesario.

 

Sentarse por mucho tiempo

Ya sea que te tires en el sofá toda la tarde, tengas un largo viaje en coche o estés sentado en un avión durante horas, una sesión larga sentado es una receta para sentirse rígido y perezoso.

No es necesario que te muevas constantemente, pero es una buena idea levantarse y caminar cada 30 minutos en lugar de permanecer sentado durante horas. Si trabajas sentando, viajas mucho, caminar un poco cada hora y estirarte un poco es una buena idea.

Hacer tareas extenuantes

Quedarse sentado sin hacer nada no es la opción después de un duro entrenamiento y la mayoría tenemos mil cosas que hacer al día.  Pero la actividad extenuante en las horas posteriores al entrenamiento dificulta la recuperación deportiva específica. Si has entrenado duro por la mañana no es buena idea que por la tarde te pongas hacer un trabajo físico, siempre se puede cuadrar los entrenamientos para que no coincidan con las actividades o viceversa.

 

 Alcohol

 

Una Cerveza quizá es lo que más te apetezca nada más terminar el entrenamiento, no voy a decir yo que no es buena idea, pero lo
mejor es que no se tome como costumbre, el alcohol no ayuda a rehidratar, mejor primero sales y agua.

 

 

 

Cuando dedicas energía y tiempo al entrenamiento para mejorar el rendimiento cuidar estos aspectos son importantes tal finalizar cada sesión.